Este próximo domingo se celebra una de las fiestas que preparan los niños con su mayor ilusión. En las últimas semanas han trabajado para elaborar un regalo, un pequeño trabajo manual en el que depositan todo su cariño, que entregarán en el Día de la Madre.

Esta jornada, establecida como homenaje de las familias a las madres, nos sirve para recordar el vital papel que desempeñan en la sociedad. Las madres son también una de las principales beneficiarias del Plan Concilia de Banco Popular, ya que hacia ellas están dirigidas muchas de las medidas contenidas en dicho programa. Pero no sólo madres, sino todo el personal de Banco Popular, son los destinatarios de este proyecto que pretende la conciliación de la vida profesional con la familiar, así como la igualdad efectiva entre hombres y mujeres de la plantilla de la entidad.

Las medidas pretenden abarcar gran cantidad de casuísticas, que abarcan excedencias por causas familiares o formativas, ayudas para adopciones o para empleados con hijos con minusvalías, flexibilidad de horarios para madres (especialmente en periodos de lactancia), y ampliación de las semanas por maternidad.

Esta política de conciliación e igualdad para la mujer ha sido reconocida con distinciones como la otorgada el pasado año por la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) en la XX edición de sus Premios.